La tradición constructiva de Mallorca nos seduce con su sencillo vocabulario de formas, detalles y elementos constructivos. Tambien nos invita al respeto y preservación.

Asimismo, nuestra vida actual determina nuevas formas en el uso y disfrute de los espacios que habitamos, mas abiertos a la luz del sol y al entorno exterior.

Tradición - Modernidad: ambos componentes son necesarios y compatibles. Como arquitectos trabajando en Mallorca, su balance equilibrado es nuestro desafío.